lunes, 5 de abril de 2010

Mi canción favorita es el Bolero de Ravel. Podría ser cualquiera de The Doors, alguna medio famosa de The Beatles, pero ninguna de ellas me transmite tanto como esta. ¿Qué siento? siento que estoy en un barco y viajo a la deriva, un río de luces y sombras y notas flotantes.
La primera vez que la escuché tenía 10 años. Le quité el segundo cd de "Clásicos Básicos" a mis padres, que lo utilizaban para echarse la siesta (sí, es como echarle gaseosa a un vino exquisito) y mientras estaba tumbada en mi cama mirando el techo lo ponía y marcaba el compás con los dedos. ¿Pudo marcarme tan joven? duraba 19 minutos. 19 minutos que dejaba de ser una niña de 10 años.


Tatatatan, tatatatan.

3 comentarios:

Zorra deskiziada dijo...

Que jodidamente grande.

bon hiver dijo...

Si tu blog aun tuviera esos botoncitos de "me gusta" "no me gusta" esto sería un "me gusta" cuádruple : )

Belsan dijo...

Hm... el Bolero es extremadamente popular entre la gente que gusta de la música clásica. Sin embargo a mí nunca me ha hecho. Tal vez es demasiado simpático.