martes, 25 de agosto de 2009

Leí una vez que las multinacionales controlaban el mundo, los gobiernos, comenzaban guerras, que nos educaban desde pequeños con una política consumista, manipulaban nuestra mente e influían en nuestras decisiones. Somos un rebaño de ovejas hasta que se demuestra lo contrario. Así de simple. ¿Pero cómo librarse del capitalismo cuando estás inmerso totalmente en él? ¿Acaso tendremos que convivir con los yanomami (difícil lo veo...) para que podamos disfrutar de una vida totalmente plena y libre de manipulaciones?
Por eso es tan importante formarse como persona. Independientemente de lo que estudiemos en clase, es necesario preguntarse el por qué de las cosas, a no tragarse lo que un periodicucho del tres al cuarto nos sirva en bandeja, a comparar y a cuestionarse todo.

Coger el camino fácil esclaviza.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Además de escribir basura carente de originalidad y belleza me resulta usted sumamente estúpida. Muérase.

Incorpórea dijo...

Amén con el texto.

Zorra deskiziada dijo...

Maldita zorra.
Deja que vivamos felices en nuestro jodido mundo de ignorancia.
Acaso eres mas feliz sabiendo la verdad de las cosas? Sabiendo que todo va mal?

Porque yo no '-'

Alguien dijo que hay dos formas de ser feliz:
Una siendo idiota y otra hacerse el idiota.

En fin.
Te quierrro puta.

Mia dijo...

Me encanta tu elocuente crítica constructiva, Sr. Anónimo.
Muchas gracias.

Anónimo dijo...

A mí sí me parece constructiva. He dicho que es malo y carente de originalidad, además de burdo.

Cuando no hay nada que decir es muy dificil decir más.

Mia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mia dijo...

Lo de "muérase" es simple cortesía que teneis los eruditos, ¿verdad?
Me encantan las críticas, pues con ellas puedo mejorar, pero los ataques personales no los llevo tan bien, sobre todo viniendo de alguien que no me conoce.
De todas formas, agradezco que opines sobre mis escritos y te animo a seguir opinando sobre ellos, pero esta vez, que no sean meras injurias, gracias.

¡Un saludo!