jueves, 10 de marzo de 2011

Hoy estaba tan nerviosa y estresada que no he podido aguantar más y me he echado a reir como una jodida posesa.
Resulta que, con el aluvión de gentola viniendo a comer nuestras carnes de vaca mega congeladas y asquerosas, no dábamos abasto, se acababan los condimentos, éramos escasos de personal... y para colmo, mi encargada me echó la broncaza del siglo por ser bajita. Sí, es tan surrealista que parece sacado de alguna película de Los Hermanos Marx. Así que, me partí el culo en su cara, cuando realmente quería coger una Thompson M1 y acribillar a todo ser viviente.

Canción ñoña para desestresar. La típica que se pone en cualquier sala de espera. Elvis Costello, molas mil.

2 comentarios:

Belsan dijo...

Me hubiera encantado ver la cara de la encargada.

Uglyeye dijo...

¿Esta canción ha salido en alguna película de Austin Powers o me estoy confundiendo?