jueves, 14 de abril de 2011

Cosas del mentir

Mentir es un arte en el cual pocas personas pueden hacerlo sin ser pilladas. Por desgracia, son muchas las que lo hacen y creen que cuelan. Es entonces cuando me río en sus caras interiormente. Asientes, ríes para hacerles creer que te lo has tragado y esas personas, tan contentas, siguen con sus fantasmadas. Es curioso, porque en esa situación ambos saben que está mintiendo, él/ella cree que te lo has creído y tú, con cara de boba piensas en lo imbécil que es. En un momento de silencio te haces la siguiente nota mental: no volver a quedar con esa persona en la vida.

Recuerdo cuando quedé con un amigo que pretendía quedar bien delante mía (ya sabéis, esa estrategia que tienen algunos ¿algunos? tíos para ligar). Le pillé varias mentiras, hechos que anteriormente había retocado de una forma, y el siguiente día eran increiblemente más épicas que la otra vez. Asentí, sonreí educadamente y puse los ojos en blanco. Es de ser imbécil de remate. Tío, si mientes, al menos acuérdate de lo que dices joder, es patético pillarte mentiras así. Luego se creerá interesante.

Otro día contaré mi experiencia al pisar suelo nipón.


Por cierto, feliz 14 de abril a todos :)


¡Foto de la noche!

4 comentarios:

Arald dijo...

Yo conocía a un tío así... su familia se compró 4 coches a la vez porque en el concesionario les había hecho 2x1.

PD: Feliz 14 de Abril =)

Daniel Ventura dijo...

La verdad es que para mentir hay que tener muy buena memoria, pero la mayoría de gente que miente, gracias a dios, es aficionada y se les pilla rápido.

Piensa que es patético, pero más vale darse cuenta a que te la cuelen por detrás :S

Un beso♥

Belsan dijo...

Y que lo digas, yo también conocí a un chico así... de hecho estuve enredada con él seis meses. Lo malo es que en aquel entonces yo era joven e ingenua y me tragué muchas fantasmadas descomunales (aparte de maltratos psicológicos y otras cosas). Si hoy en día le viera, le escupiría.

Mia dijo...

Menudo capullo integral, ojalá me lo encontrase por Valencia alguna vez: Le sacaría los ojos.

¡Neki apareció! :)