martes, 22 de diciembre de 2009

Tengo ganas de contar tus lunares bajo la tenue luz de tu lámpara.
No sé hacer problemas matemáticos, y tal vez no me acuerde de las tablas de multiplicar, pero las líneas de tus manos me las sé de memoria.

3 comentarios:

Vilma Picapiedra dijo...

si es que... somos unas románticas empedernidas :)

Belsan dijo...

Bueno, no es nada de lo que avegonzarse de vez en cuando XD

Anónimo dijo...

no hay que avergonzarse,no, a no ser que se sea una puta zorra